Una iniciativa justa y razonable para la calidad de la educación

El 4% del PIB para la educación ha sido una de las grandes conquistas del pueblo dominicano. ¿Qué debe hacer el gobierno con ese dinero? ¿Cómo debe invertirlo? ¿Qué aconseja la prudencia, la justicia y la buena administración?  A continuación, compartimos con usted una explicación sencilla, amena y convincente del Ministerio de Educación. 

•El Gobierno tiene un fuerte compromiso con la educación, con nuestros niños y jóvenes en edad escolar y con sus familias, que se ha reflejado en la asignación del 4% del PIB a este sector.  Ahora, trabajamos para que esa inversión transforme y mejore la calidad, equidad y cobertura de nuestro sistema educativo.

•Entre las iniciativas del gobierno para impulsar las mejoras en educación se encuentra la mejora del salario a los docentes, porque entendemos que se debe dignificar su trabajo, pero además, porque tenemos el objetivo de incentivar la meritocracia, el esfuerzo y el buen desempeño.

•Sin embargo, la solicitud de la Asociación Dominicana de Profesores de un aumento salarial del 100% no es posible ni viable económicamente, porque absorbería alrededor del 50% del incremento del presupuesto de educación. 

•Aceptar tal aspiración pondría en peligro las grandes acciones por las que ha luchado la sociedad dominicana en los últimos años y que el gobierno dominicano ha comenzado a cumplir. En otras palabras, significaría castigar la alimentación escolar, sacrificar la construcción de 10,000 aulas, detener la adquisición de pupitres y paralizar la contratación de nuevos maestros y maestras para la tanda extendida… Habría que sacrificar incluso el dinero que se va a emplear en formar a los propios maestros y mejorar la calidad de la enseñanza.  

•La sociedad dominicana no luchó por el 4% para terminar repartiendo pura y simplemente en aumento de salarios, mucho menos bajo un esquema que recompensa a todos por igual, tanto al que se esfuerza como al que no.

•El gobierno dominicano tiene programado incrementar inmediatamente los salarios de todos los maestros y maestras de la República Dominicana. Se trata del mayor incremento en los últimos 15 años.  Lo hará también en 2014, en 2015, es decir gradualmente, porque de otra forma no es posible. Hay otras muchas inversiones urgentes que necesita nuestro sistema educativo para dar el salto de calidad que queremos. 

•Anunciamos que partir de febrero NO habrá un solo maestro o maestra que gane menos de 15,000 pesos por 4 horas de trabajo.

•A partir de este mes, el mínimo que va a ganar un maestro con licenciatura, por 4 horas de clase, son 15,830 pesos. Eso significa que los que tienen ahora el salario más bajo, porque se incorporaron en 2008 y aún no tienen incentivos, recibirán un aumento del 58%. 

•Pero además, se aplicará un aumento general del 20%, efectivo al primero de febrero de 2013.  Eso significa que en lo sucesivo ganarán, en promedio, 33,241 pesos por jornada completa y 18,996 pesos los que trabajan solo 4 horas.

•Además, la intención del Gobierno es que, con la implementación de la jornada extendida, todos los profesores sean gradualmente integrados a una jornada completa, de modo que en los próximos años ninguno quede con remuneración de media jornada. 

•En adición a todo lo anterior, un elemento fundamental de la propuesta del gobierno son los incentivos, que se basarán en la evaluación de desempeño. Esto conlleva que los maestros que se esfuercen pueden recibir un incentivo de hasta un 32% con cargo al presupuesto del 2014, pero retroactivo a noviembre del presente año, así como la aplicación de un nuevo incentivo por certificación docente que conllevaría un incremento del 20%. 

•Es decir, que como resultado de todo lo anterior, un docente en jornada completa podría estar ganando un promedio de 41,121 pesos para finales del 2013, y cuando complete la certificación estaría llegando a un salario promedio de 46,045 pesos mensuales, proyectándose que subiría a 52,952 pesos en el 2015.

•Junto a este aumento, se pondrá en marcha un programa de formación rigurosa de los maestros, en el que se invertirán 15,000 millones de pesos en los próximos 4 años.

•La sensatez nos convoca a todos y a todas, gobierno y sociedad, para asumir la responsabilidad de administrar con justicia y racionalidad la conquista del 4% del PIB en educación.

 

MINISTERIO DE EDUCACIÓN DE LA REPÚBLICA DOMINICANA