Video: Somos iguales (VIDEO)

Mujeres y hombres, como seres humanos que son, iguales derechos tienen. Eso dice la Declaración Universal de los derechos de hombres y mujeres, así como la Constitución dominicana. Sin embargo, sabemos que del dicho al hecho hay cierto trecho.

El gobierno dominicano  logra  hacer de la igualdad una realidad palpable como platean la Constitución.

La conciencia de la igualdad de derechos de hombres y mujeres es un fenómeno relativamente reciente en la humanidad (menos de 100 años) y se viene produciendo como resultado de la progresiva incorporación de las mujeres al trabajo remunerado, a la masificación de la educación pública y a los cada vez más evidentes y comprobables talentos, inteligencias y destrezas de las mujeres en los más diversos oficios.

Las sociedades se han transformado y así la mirada de sus ciudadanos desde y hacia sí mismos; fenómeno, vale decir, al que tampoco escapan hombres, niños y envejecientes.

’’Ser la única mujer en llegar como arquitecta ha sido un logro para mi” Amber Brito.

Esas transformaciones generan resistencias y malestar entre quienes han sustentado su dominación y su poder en la sociedad en la capacidad de controlar, desde el capricho y la ignorancia, la vida pública y privada de las personas, en especial de las mujeres.

La sociedad dominicana, que ha disfrutado de una transformación fantástica, pero caótica y desigual, no escapa al fenómeno descrito. En ella se manifiestan las pujas democratizadora, los tímidos y contradictorios avances en el ordenamiento jurídico y la resistencia de aquellos que no admiten en los hechos la igualdad de derechos de hombres y mujeres.

La mujer se ha incorporado de manera progresiva a la educación y al trabajo .

El gobierno de Danilo Medina es consciente de esa batalla que se libra, unas veces calladamente y otras estruendosamente en público, y toma partido a favor de las mujeres.

Al celebrarse hoy, 8 de marzo, el día que recordamos las luchas que han librado las mujeres en todas las épocas y lugares, reafirmamos como gobierno nuestro compromiso y quehacer a favor de la felicidad de las mujeres.

Las mujeres dominicanas están poniendo manos a la obra.

En el gobierno de Danilo Medina trabajamos sin cesar, ponemos empeño, en crear las condiciones materiales y espirituales de su liberación.

Hoy te presentamos la sexta y última historia que hemos recogido en esta semana (una cada día desde el lunes pasado) sobre mujeres dominicanas combativas y trabajadoras que construyen nuestra patria con alegría y el sudor de su frente.

La historia de Ámbar Brito, arquitecta, que construye el liceo y la estancia infantil en La Nueva Barquita.

Historias de mujeres. Historias de verdad.

Si quieres conocer más:

Somos iguales. Video / Fotos

Si volviera a nacer. Video

Vivía en olla. VideoOjalá ser un ejemplo. Video