presidente

Presidente y vicepresidenta asisten a Te Deum en la Catedral

 

El presidente Danilo Medina Sánchez y la vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández, asistieron  este jueves al Te Deum de la Catedral Primada de América, en conmemoración del 149 aniversario de la Restauración de la República.

El oficio religioso se inició con la llegada de las nuevas autoridades, además de funcionarios del gobierno, civiles y militares, así como delegaciones especiales.

Al licenciado Medina Sánchez y a la doctora Cedeño de Fernández le fueron rendidos los honores militares por un batallón de la Guardia Presidencial.

Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez, quien ofició la misa, tras felicitar a las nuevas autoridades rogó a Dios para que ayude al presidente Medina Sánchez a gobernar.

Afirmó que la tarea que espera al nuevo mandatario no es fácil e indicó que son muchos los problemas que afectan al país.

Expresó que los recursos con que contará el nuevo gobierno no son suficientes, además de los compromisos que limitan el ejercicio del gobierno.

Empero, el dirigente religioso afirmó que dentro y fuera del país, hay muchas personas orando para el Señor Dios ilumine, asista y conforte al gobernante en la responsabilidad que hoy asume.

Consideró el jefe de la iglesia católica, que las nuevas autoridades tienen prioridades urgentes que cumplir, las cuales dijo, son compartidas por la población.

Señaló López Rodríguez que entre esas prioridades se encuentran, garantizar buena educación a los niños, adolescentes y jóvenes, mayor capacitación de los profesores, y exigirles el cumplimiento de sus obligaciones, proporcionándoles un salario justo y comprometiendo a los padres con la educación de sus hijos.

Asimismo, combatir sin tregua la pobreza, garantizando dignidad a los envejecientes y capacitar a más personas para insertarlas en el mercado laboral.

También reforzar la seguridad ciudadana, además de enfrentar con decisión el problema del suministro de energía, el cumplimiento de la ley con el fortalecimiento de la institucionalidad y tolerancia “cero” con la corrupción en cualquiera de sus manifestaciones.

Luego de participar en el Te Deum en la Catedral Primada de América, el presidente y la vicepresidenta, se trasladaron al Altar de la Patria, donde depositaron una ofrenda floral, en homenaje a los fundadores de la República.