Presidente Danilo Medina: "Venimos a ayudar a todos, chiquitos, medianos y grandes productores agrícolas"

 

El presidente Danilo Medina Sánchez dispuso este domingo una serie de medidas para recobrar la producción agrícola y la normalidad en las zonas afectadas por la tormenta Isaac. Entre ellas: la conformación de cien brigadas de diez hombres cada una para que en un plazo de 45 días terminen la remoción de escombros, limpieza y renovación de los cultivos de la región Sur. 

Asi mismo el mandatario ordenó la aplicación de un programa de fertilización de los platanales afectados y de control de la la Sigatoka Negra, enfermedad que ataca el banano y plátano; así como la reparación y el acondicionamiento de 150 kilómetros de caminos vecinales en las localidades de Neyba y Barahona. 

Medina Sánchez igualmente instruyó al ministro de Agricultura, Luis Ramón Rodríguez, para que se proceda a la roturación de 120 mil tareas para las siembras de plátanos y bananos.

El gobernante enfatizó que el Gobierno irá en ayuda de todos los productores agrícolas que fueron perjudicados por la tormenta Isaac. “Venimos a ayudar a todos, chiquitos, medianos y grandes productores agrícolas”, precisó.

En ese sentido, dijo que es prioridad de las autoridades en estos momentos recuperar la normalidad en el campo, especialmente en aquellos lugares donde los torrenciales aguaceros dejados por la tormenta Isaac causaron daños de consideración. 

El presidente Medina Sánchez impartió instrucciones también para que los funcionarios y técnicos de los Ministerios de Obras Públicas y Comunicaciones y de Agricultura, así como del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), trabajen en forma conjunta para atender de inmediato las necesidades de las localidades de la zona Sur.

El recorrido del presidente Danilo Medina por la región Sur, se prolongó por 4 horas y diez minutos, y concluyó en Sabana Larga, San José de Ocoa, donde observó las acciones que se están tomando para restablecer el paso Rancho Arriba-Sabana Larga-Ocoa.

Gracias a unos gaviones instalados oportunamente, el Arroyo Las Vacas no se desbordó ni causó daños a la agricultura.

 

DIRECCIÓN GENERAL DE COMUNICACIÓN