Guachimán de Mía la tortuga (VIDEO)

La de hoy es la primera de tres partes que tiene esta historia. Cuando conocimos la historia de la tortuga Carey que un guachimán salvó y que parió en un hotel de Bayahibe, supimos cuatro cosas que no nos dijeron.

La tortuga tenía que llamarse Mía.

Ese guachimán era un dominicano excepcional, digno de respeto y admiración.

El hotel que sirvió de maternidad y hospedaje de lujo merecía ser conocido aquí y en el mundo por su cariño y cuidado con más de un centenar de tortuguitas dominicanas a quienes cuidó como huéspedes VIP.

Finalmente, que esta linda historia sólo podía contarse con el acompañamiento de la memorable y arquetípica bachata de Luis Días popularmente titulada "Mi guachimán me salvó" en la insuperable interpretación de Sonia Silvestre.

Así las cosas, la historia de Mía, del guachimán que la salvó, del hotel que fue su maternidad y hospedaje de lujo, se convirtió felizmente en ocasión para reverenciar a nuestros queridos Luis y Sonia en el compromiso de nuestro gobierno por acompañar a vivir a nuestras tortugas (¡son dominicanas!) Carey, Verde y Tinglar.

Mañana continuará.