Video: De pobre diablo a clase media (VIDEO)

A Vivito nada ni nadie lo haría salir de La Barquita. En septiembre del año pasado lo encontramos regao, que no y que no. Volvimos este mes de marzo y piensa distinto. Es otro su ánimo. Ahora está loco por mudarse. Sueña con La Nueva Barquita.

La Nueva Barquita, un plan de vida no solo para Vivito si no también para muchas familias.

Muy pocas veces –hay que decir- un equipo cinematográfico tiene la suerte de encontrar lo que hoy vamos a contar: la historia de un pobre diablo llamado Vivito que meses atrás se resistía a salir del infierno en el que vive (La Barquita) porque desconfía del gobierno, porque duda de la capacidad protectora del Estado, pero seis meses después, en la medida que avanza la construcción de La Nueva Barquita, se convence de sus bondades, deja de dudar y pasa a tener confianza.

Suerte, no ha sido, debemos corregir, y lo explicamos enseguida:

El equipo integrado por Jesús Tiburcio (productor), Giovanni Alvarado Fis (camarógrafo), José Luis Torres y José Ramón Cuevas (fotógrafos), Howell Almánzar (editor) y Ramón Martínez (animador) llevan meses en La Vieja y en La Nueva Barquita mirando a la gente, a residentes, obreros, ingenieros, arquitectos; observando cada nivelación, cada block, varilla o tubería que se instala, y con serena curiosidad y simpatía por lo que hacen, han venido registrando minuciosamente cada gesto, cada palabra, cada acontecimiento, en esta inmensa obra de amor por estos pobladores de La Barquita, víctimas de su pobreza y de los caprichos frecuentes de la naturaleza, que es la construcción de La Nueva Barquita.

"Es que se nota que se está trabajando, calidad de vida  para un pueblo que lo necesita".

No es un actor que cuenta una historia entretenida. No, es la gente misma. En este caso, Vivito.

"Dique no iban a dar na pero no es asi, el Presidente Medina nos va ayudar".

Vivito, que es padre soltero y su cédula dice que se llama Ricardo Galarza, está muy al tanto de lo que será La Nueva Barquita y lo cuenta: "Voy a pasar de ser un pobre diablo a un intermedio. Porque habemos ricos, clase media y debarataos (jodidos). Entonces yo voy a pasar a la clase media.

"Vivir en un apartamento es mejor que recibir dos pesitos. Los pesos se acaban y el apartamento, no. Yo me voy a morir ahorita y tengo que dejar a mis hijos en una casa. Todo el mundo por aquí quiere estar allá".

Construimos Patria con viviendas y entornos dignos para las familias empobrecidas residentes en zonas vulnerables de nuestro país.

Si quieres conocer más: 

De pobre diablo a clase media. Video / Fotos

Tengo lo que quería tener. Video

Pusimos un comedor. Video