Discurso del presidente Danilo Medina en la Cumbre del SICA en Guatemala

Excelentísimo Señor Otto Pérez Molina, Presidente de la República de Guatemala y Presidente Pro Tempore del SICA; 

Excelentísimo Señor Mariano Rajoy, Presidente del Gobierno de España, Miembro Observador Extra Regional del SICA; 

Excelentísimos Sres. Jefes de Estado y de Gobierno de los Estados Miembros del Sistema de la Integración Centroamericana; 

Honorables Señores Ministros de Relaciones Exteriores;  Honorable. Sra. Licda. Victoria Marina Velázquez de Avilés, Secretaria General del Sistema de la Integración Centroamericana; 

Respetables miembros de las distintas delegaciones que nos acompañan; 

 Señoras y Señores; 

Ante todo, gracias a todos los guatemaltecos por acogernos hoy en este hermoso país. Y gracias, especialmente, a su Presidente Otto Fernando Pérez Molina que los representa en este foro de Repúblicas hermanas.   

Quiero felicitar, Presidente, a su Gobierno y a su equipo. Felicitarlos por lo que está siendo una Presidencia Pro Témpore especialmente activa y dinámica. 

Estos últimos tres meses están demostrando que, cuando hay voluntad política, podemos avanzar, tema tras tema, en nuestra agenda de integración centroamericana.   

Este es, además, un periodo en el que el SICA ha abierto más que nunca  su perspectiva internacional. Nos hemos presentado ante el mundo como una voz unánime y abierta a la cooperación. Y en este camino hemos encontrando amigos y aliados, entre los que se incluyen Japón, Turquía, Argentina, Brasil, India y, por supuesto, España, representada aquí por el Presidente Mariano Rajoy.  

Como dominicanos, estamos contentos también porque varias de las inquietudes y propuestas que nuestro país ha planteado están encontrando cada vez más y mejor respuesta en la dinámica del SICA. Especialmente, en lo que se refiere a la integración económica de nuestros países.  

Por ejemplo, en la cumbre de Punta Cana impulsamos que estas ocasiones sirvieran de espacio de encuentro con los empresarios de la región; para que nuestra agenda se viera así reforzada con la experiencia y la energía del sector privado. 

Por eso nos alegra que a esta cumbre de Guatemala hayan acudido tantas organizaciones y representantes del sector empresarial a ambos lados del Atlántico, entre los que destacan la Asociación de Industriales Latinoamericanos, la Cámara de Comercio de España, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras de Guatemala y el Consejo Nacional de la Empresa Privada, de la República Dominicana.  

Debemos continuar estos encuentros en sucesivas ocasiones, como la que se dará en mayo, con la presencia de una delegación japonesa.  Pero también debemos hacer todo lo posible para ampliar este intercambio, de tal forma que no se quede en un mero encuentro informal entre socios ya establecidos.  

Vayamos más allá, hagamos que esta cooperación llegue a nuevos sectores y a empresarios medianos y pequeños. Para que todos se beneficien del enorme potencial de intercambio comercial y de inversiones que significa el SICA.  

Y trabajemos también para integrar sus inquietudes y necesidades dentro de nuestro diálogo institucional, coordinando esfuerzos y tendiendo puentes.  Amigos y amigas,   Nuestra delegación celebra asimismo la convocatoria, por primera vez en dos años, de la reunión ministerial intersectorial, que reunió a los Ministros de Integración Económica, Finanzas y Relaciones Exteriores de los países miembros.  

Estamos seguros de que este esfuerzo impulsará nuestra agenda de desarrollo conjunto, al tiempo que debe servir para acercarnos a ese día en que los países del SICA podamos hablar de una auténtica Unión Aduanera. 

Como saben, aunque nuestro país aún no es parte de la Secretaría de Integración Económica, estamos en estos momentos estudiando la factibilidad y el cronograma para la plena incorporación dominicana a ese sistema.  

No quisiera, dejar pasar la oportunidad para dejar en el ánimo de todos ustedes la invitación a que, como región, y con el concurso de España, busquemos la manera de lograr la convergencia necesaria entre el SICA,  los Acuerdos de Asociación de la Unión Europea con Centroamérica y el CARIFORUM. Estando mi país cada vez más vinculado a todos estos proyectos, pueden contar con que seremos de los más dinámicos actores de cualquier impulso de integración.  

Siempre hemos compartido la idea de que el proyecto del SICA, como cualquier otra iniciativa de integración latinoamericana, solo tendrá éxito si eliminamos barreras al intercambio entre nuestros países. Y, con ello, contribuimos a crear más riqueza y más empleo para nuestra gente.   Señoras y señores,   Un buen ejemplo del camino a seguir es la colaboración que nuestra organización mantiene con España, que se ha convertido en uno de los cooperantes más importantes de nuestro sistema de integración. Organizada en torno al fondo España-SICA, ésta es una cooperación sumamente eficiente y orientada a obtener resultados con un impacto real y tangible en nuestra región.  

Es un ejemplo de cómo nuestros socios pueden incorporarse a una agenda que nosotros hemos diseñado previamente. En esta agenda destacan programas como el de apoyo al acceso de las MIPYMEs al mercado regional, que además está fortaleciendo nuestros sistemas de información en materia turística.

 En este sentido, esperamos contar con el apoyo de España para mejorar el acceso de nuestras MIPYMES a la exportación y lograr su plena integración económica.  

O el apoyo a la Estrategia Centroamericana de Desarrollo Rural Territorial, que ya ha logrado crear un Fondo Regional de Desarrollo, financiando un conjunto de proyectos nacionales. 

Otro capítulo muy importante es el apoyo brindado por España a la Estrategia de Seguridad de Centroamérica (ESCA), tanto con fondos propios como con los fondos provenientes de la cooperación delegada de la Unión Europea. Gracias a este apoyo ya se ha conseguido establecer una interlocución regular entre Instituciones policiales, Ministerios Públicos y Cortes Supremas de Justicia de toda la Región, algo clave para dar una respuesta regional a delitos que, por su propia naturaleza, traspasan las fronteras nacionales.  

Confiamos en que este encuentro sirva para profundizar esta cooperación y para seguir avanzando en una de las áreas que más preocupan a nuestros pueblos. 

Destaca igualmente el proyecto de Prevención de la Violencia en Niños, Niñas, Adolescentes y Jóvenes que se desarrolla en la región con apoyo de la AECI.  

Aprovecho esta ocasión, por tanto, para agradecer a España ser no solo el mejor puente de unión con Europa, sino también un aliado activo y leal en nuestro proceso de integración centroamericana.  

Estamos no solo comprometidos, sino también ilusionados con continuar trabajando juntos en todas las áreas mencionadas, así como en otras que son de vital importancia para el desarrollo de nuestra región. 

Entre ellas me gustaría destacar la educación, un reto cada vez más acuciante ante las demandas de la sociedad del conocimiento, en el que la cooperación de España nos será, sin duda de gran ayuda.  

De la misma forma, esperamos continuar contando con su experiencia en el manejo de los recursos hídricos, otra área crítica para muchos de nuestros países en la que nos gustaría contar con su apoyo.  Señoras y señores,   Hace apenas unos meses, terminábamos nuestra intervención en la cumbre de Belice haciendo un llamado a la acción. Enfatizamos ese día que los acuerdos y compromisos que adquirimos en estas cumbres se deben aplicar de manera efectiva y eficiente. Y pedíamos, además, un voto de confianza para el liderazgo de Guatemala en esta labor.    

Hoy, creo que todos los presentes coincidirán en que en estos últimos meses estamos dando pasos en la dirección correcta, a la velocidad que necesitamos.  Confiamos en que lo que resta de Presidencia Pro Témpore, Guatemala siga dando muestra de la proactividad y la voluntad política que ha mostrado para hacer avanzar nuestros intereses comunes.  

Concretamente, tenemos ante nosotros el reto de incorporar una visión centroamericana a la agenda post 2015 de las Naciones Unidas. Es el momento de asegurar que nuestras prioridades regionales están presentes en los objetivos de desarrollo a nivel mundial. 

Cuenten con la República Dominicana como un colaborador siempre diligente y dispuesto a trabajar por una mayor integración económica, social, institucional y cultural de nuestras naciones. Tanto desde el gobierno como desde el sector privado. ¡Cuenten con nuestro esfuerzo y nuestro compromiso para llevar resultados a nuestros pueblos! 

Muchas gracias!